Guerra de declaraciones entre Mario Delgado y Ciro Murayama sobre el caso de "las tarjetas rosas".

2021-05-13 30

Luego de la publicación del caso de las llamadas "tarjetas rosas" entregadas por el candidato del PRI, Adrián de la Garza, también se han hecho otras denuncias públicas en torno a la entrega de estas tarjetas por parte de candidatos de distintos partidos en varias partes del país.

El día de ayer, durante la sesión del Congreso General del INE, Ciro Murayama Rendón, se refirió al  caso de Adrián de la Garza, y afirmó que si las tarjetas que reparten no contienen dinero, sólo representan papeles propangandísticos, los cuales no son violatorios de la ley.

Dijo que a pesar de que este tipo de acciones de campañas resulten "de mal gusto", no tienen ningún valor ilícito, ya que no contienen dinero, por lo que sólo es una promesa de campaña. Añadió que sólo se considera como un delito la entrega de dinero o de mercancía.

Ante estas declaraciones, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, criticó lo dicho por Murayama, y a través de su cuenta de Twitter compartió lo dicho por el consejero Murayama, y señaló que el consejero está prejuzgando un caso que tiene una investigación en curso en la FGR y que además, no es un asunto de su competencia, por lo que sólo está mostrando su parcialidad.

Posteriormente, Murayama respondió a la publicación de Delgado y recalcó que la entrega de las tarjetas fue validada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en el 2017. y agregó que el posicionamiento de Delgado se contradice, ya que "no se puede prejuzgar algo que no es de su competencia", por lo que sólo aclaró que lo que está haciendo es "difundir una sentencia".

Ante esta respuesta Delgado nuevamente reaccionó y dijo que aunque la intención de Murayama fuese la de difundir, ésa no es su función, por lo que sólo está actuando como defensor de la oposición.

Nuevamente le pidió que "no se meta en asuntos que no son de su competencia" y que si él hará omisión de actos delictivos y no actuará al respecto, entonces la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales lo hará.

Murayama continuó con la discusión y reiteró que entregar propaganda en forma de tarjetas sin condicionar con ellas el sufragio no es un delito, pero comprar y condicionar si.

 Añadió que hasta aquí terminaría la discusión, "No discutas demasiado con un necio, la gente puede no notar la diferecia", finalizó.

30 Visitas

Artículos relacionados